poesia universal y+

"El poeta es un fingidor. Finge tan completamente que hasta finge que es dolor el dolor que de veras siente. Y los que leen lo que escribe en el dolor leído siente bien, no los dos que él tuvo mas sólo el que ellos no tienen. Y así en los rieles gira, entreteniendo la razón, ese tren de cuerda que se llama el corazón". (Fernando Pessoa)

sábado, 18 de agosto de 2012

-El abuelo está muriendo en el patio, no quiere entrar a morir en la cama.


-El nieto le dice: esta noche puedo dormir acá afuera, al lado tuyo?

-El abuelo: Qué pasa? tienes miedo que no te dé tu moneda?

-El nieto: ya no la necesito, abuelo.

-El abuelo: No? Qué dices?

-El nieto: Sí, ya no la necesito.

-El abuelo: ¿por qué? ¿por qué dejaste de necesitarla?

-El nieto: dejé de querer ir al cine.

-El abuelo: Oh. Dejaste de querer, no de necesitar.

-El nieto: Cuál es la diferencia?

- El abuelo: Es la única diferencia en el mundo.

Tu panza necesita. Tu corazón quiere. Esa es la diferencia.

¿qué te pasa, Gennaro? (dice el abuelo al nieto)

Estás debajo de la misma nube que todos los demás.

Tienes doce años, niño.

Puedes correr más rápido que cualquier nube.

¿No lo hice? Tenía tu edad… Quería venir aquí… más que nada en el mundo.

Todos decían: “No puedes, es imposible”.

Pero aquí estoy.

Qué mundo!

Hoy, lo único que tiene que hacer alguien, es mencionar… que algo es imposible,

y nadie lo quiere más.

Aún quieren algo imposible… cuando es imposible.

-El abuelo: debes hacerme una última promesa. Lo harás?

-El nieto: sí, lo haré.

-El abuelo: Quiere.

Quiere.

-El nieto: Querer qué abuelo?

Abre tus ojos, abuelo?

¿abuelo?

(Al Pacino, “Two Bits”, 1988)



0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal